Toda la información que un paseador de perros necesita

Síguenos en…

Consejo para tu perro

Te puede interesar…

En Twitter...

  • El ladrido, una forma de expresión de nuestro perro

    Aunque en ocasiones molesto pueda resultar, el ladrido es una forma de expresión de nuestro perro, y como tal, debemos aprender a interpretarla.

    Debemos tener en cuenta que el tono y la intensidad del ladrido pueden ser diferentes en función de las razas y de las características físicas de las mascotas. Por ello, es fundamental para cualquier paseador de perros, ser capaz de comprender bien al perro de una forma más “personalizada”.

    Un perro que desea llamar la atención suele expresar un ladrido corto insistente,  de repetición rápida. Además, la mascota suele mostrarse inquieta alrededor del amo.

    Cuando el perro se siente amenazado en su territorio a causa de una invasión, sus ladridos adquieren un tono más grave con una intensidad mayor en el sonido. En estos casos, los ladridos suelen intercalarse con pequeños gruñidos que expresan desagrado ante la situación. Si esto persiste, el siguiente paso puede ser el mordisco.

    Cuando nuestra mascota está alegre, sus ladridos mantienen un tono más agudo y una duración breve, pero mayor a cuando quieren llamar la atención. En ese estado, el perro no gruñe ni gime, solo se mantiene alerta y con viveza.

    En el caso del gemido, nuestra mascota puede hacerlo en señal de dolor o debilidad  o bien, como un reproche hacia su cuidador. En estos casos, no se acompaña de conductas agresivas sino que la mascota adopta un rol más pasivo.

    El aullido puede deberse a diferentes causas. El perro puede aullar como una expresión de su sufrimiento, ante la soledad o la tristeza. Sin embargo, sonidos de frecuencias medias (como los producidos por algunos instrumentos de viento como las flautas) suelen tener el mismo efecto.

    perro ladrar

    Aunque en ocasiones pueda parecernos difícil  no podemos dejar de lado la interpretación del ladrido, ya que consiste en un pilar fundamental en el adiestramiento de nuestra mascota.

    3 Comentarios
  • Adiestrar perros sordos

    Adiestrar a un perro sordo es parecido a entrenar a uno sin problemas de audición, la única diferencia es que deberás tomar algunas precauciones para que el perro no se vaya nunca solo, ya que no responderá a tu llamada si se escapa.

    Ya que tu perro no podrá escuchar lo que dices, reaccionará leyendo tu lenguaje corporal. Si haces movimientos muy bruscos puedes sorprenderle. Cuando salgáis a la calle mantenlo siempre con correa, ya que no será capaz de oír si se aproxima un coche o cualquier otro peligro.

    Lo primero que debes hacer es aprender varios signos. Te sorprenderá como tu perro responde a tus expresiones faciales y a los signos que le haces. Al principio aprende sólo las ordenes básicas para cada perro: sienta, échate, juntos, ven, no y stop.

    Puedes ponerle un cascabel para saber siempre donde está y si le pones una placa con su nombre, especifica también que es sordo.

    Continuar leyendo »

    2 Comentarios
  • Como hacer para que mi perro no ladre

    El que un perro ladre  es un comportamiento normal, que cumple  las funciones de aviso o alarma para los miembros de un grupo de pertenencia, asi como la de amenaza hacia  extraños que intenten penetrar en su territorio, aunque también puede ser emitido por muchas otras razones.

    Una de los motivos más frecuentes por las que un perro comienza a ladrar es la denominada facilitación social. Lo primero que debemos hacer para corregir este problema es identificar la causa de la conducta del perro. Entre las causas posibles podemos encontrar:

    La soledad

    La mejor solución para esta situación es permitir que el perro viva dentro de casa, y si no es posible por problemas de alergias u otros motivos, seria escoger otro perro para que le haga compañía, pero tendría que ser de una  raza tranquila.

    Territorialidad/miedo

    Otros perros ladran porque estímulos exteriores que  los agita.( estar al lado de una acera, de un parque de juegos, etc) esto hara que su perro tenga miedo o quiera proteger su espacio. En este caso, intente cambiarle de ubicación y proporcionale un transportin o un buen refugio para que descanse y se sienta tranquilo. Hay que tener cuidado con estas situaciones ya que los perros que  tengan miedo o sean excesivamente territoriales y pueden causar ataques que provoquen agresiones o molestias a las personas que pasen cerca de ellos.

    Falta de Socialización

    Un perro bien sociabilizado, se integra bien dentro de la familia, y se adapta bien a cualquier tipo de ruido, ya sea en casa o en la calle y es  generalmente porque han sido expuestos a una variedad de situaciones, a gente, otros animales, ruidos, coches, etc. Para sociabilizar a un perro, deben ser expuestos positivamente a situaciones nuevas y recompensados por su buen comportamiento (refuerzo positivo).

    SOLUCIONES

    Proporciónele distracciones – Esto podemos conseguirlo dejándolo con juguetes variados que le tengan entretenido. Hay algunos juguetes huecos, que se pueden llenar con comida de perro o con galletitas. Y debemos dárselos como un premio cuando nos vamos, así de esta manera estará más entretenido y no nos destrozará la casa, ni ladrará, ni se aburrirá.

    Adiestramiento - Nunca acaricie ni tranquilice a su perro si ladra por miedo. Si su perro ladra pidiendo algún juguete, una galleta, sacarle de paseo, etc. No ceda a sus demandas ni recompense la conducta indeseable. Espere hasta que él se haya callado para darle su recompensa.

    Enseñe a su perro la palabra “Silencio” o “NO” para que sepa que es una orden y que sepa que tiene que hacer.  Para enseñar estas palabras a su perro usted necesitará producirle un estimulo negativo, que puede obtenerlo con un rociador lleno de agua con zumo de limón. Cuándo su perro ladre y no deba ladrar, rociele la boca y diga, “Silencio” con un tono de voz fuerte. Él sabor será una respuesta negativa a ladrar y él aprenderá a dejar de ladrar para evitarlo. Este método se debe usar a los 2-3 segundos de ladrar, o no tendrán efecto. Y acaricie y recompense a su perro cuado él este callado.

    Nunca golpee, maltrate o mantenga la boca de su perro cerrada, con ello solo conseguirá que le tenga miedo y eso puede traerle otros problemas peores

    3 Comentarios