Toda la información que un paseador de perros necesita

  • Perros peligrosos

    01/jul/2011 | Escrito por: JuanLuis

    Hoy hablaremos del tema de las razas peligrosas. Por desgracia la mayoría de la gente compra una cahorro  sin informarse sobre los cuidados que debe brindarle, las características de la raza y la educación que tendrá que darle a su nuevo perro. En mi opinión la raza de perro más peligrosa, partiendo de la base de que no este educado, es el Rottweiler, curiosamente este perro educado es el animal más obediente y pacifico que os podáis imaginar.

    perro peligroso

    Un rottweiler es mucho más grande y fuerte que un chihuahua. Entonces, no es difícil pensar que la primera raza de perros se más peligrosa que la segunda.

    Esto tiene mucha lógica porque un rottweiler puede causar mucho más daño que un chihuahua… al menos a primera vista.

    Un rottweiler bien socializado y que ha aprendido a a no morder , es menos peligroso que un chihuahua que no ha aprendido a inhibir su mordida o que no ha sido socializado correctamente.

    Existen reportes de perros pequeños que han causado daños serios, como cortes en la cara de personas que han requerido más de cinco puntos de sutura, e incluso casos en que perros  han llegado a matar bebés.

    Por otro lado, las mordidas de perros pequeños no son reportadas con tanta frecuencia como las de los perros grandes, porque la gente tiende a no temer a los perros pequeños.

    Esto por supuesto no excusa los ataques de perros de raza grande. Sin embargo, es importante tomar conciencia que los perros pequeños también pueden ser peligrosos cuando no se toman los recaudos necesarios.

    La  gran mayoría no lo hacen con mala intención, solo quieren una  mascota. Sin embargo, al no contar con información sobre los cuidados que necesita un perro, no tienen mucha opción a la hora de decidir

    Una minoría, sin embargo, son simplemente irresponsables y hasta criminales. Estos pocos compran perros para tener al más malo del barrio, para hacerlos pelear o simplemente se desentienden de la educación del cachorro porque les da la gana y no les importa el resto de la gente.

    El resultado, en cualquiera de los dos casos, puede ser el mismo: perro mal socializado y mal educado que pueden volverse agresivos y atacar a la gente o a otros perros.

    En el caso de gente sin mala intención, se fomenta la imagen de las razas peligrosas cuando estas personas adquieren un cachorro de una raza popular y no pueden educarlo correctamente por no tener la información adecuada.

    En cambio, las personas irresponsables que buscan un “perro malo” suelen elegir uno de alguna de las denominadas razas de perros peligrosos, justamente con la esperanza de que haga justicia a esa etiqueta. Si el perro no resulta como esperaban, simplemente lo maltratan hasta que se vuelve agresivo, o buscan otro.

    Las razas de perros peligrosos no existen en el sentido estricto, somos nosotros con la educación que le damos, los que le convertimos en razas peligrosas Los factores que nos hacen creer que algunas razas son peligrosas no tienen nada que ver con las razas en sí, sino con las ideas que tenemos los humanos y con la responsabilidad que asumimos para con nuestro mejor amigo y para con el resto de la sociedad.

    Aunque cualquier perro puede morder, algunas normas legales y el “saber popular” sugieren que existen sólo algunas razas de perros peligrosos


    Es por esto que algunas razas han sido clasificadas como peligrosas por los medios, la legislación y la sociedad en general.

    Frecuentemente se considera como razas de perros peligrosos a:

    • Pitt Bull terrier americano
    • Bulldog americano
    • Doberman
    • Rottweiler
    • Pastor alemán
    • Tosa inu
    • American Staffordshire terrier
    • Bull terrier
    • Staffordshire Bull terrier
    • Mastín
    • Bullmastiff
    • Presa canario
    • Cane Corso
    • Fila brasileiro
    • Mastín napolitano

    Obviamente, la lista puede variar de país a país, e incluso de ciudad a ciudad. En algunos casos se incluye también al bóxer, al husky siberiano, al malamute de Alaska y a otras razas. Sin embargo, las razas de la lista anterior son las que generalmente se consideran peligrosas.

    Sin embargo, cualquier perro puede morder, sin importar la raza a la que pertenezca. En otras palabras, cualquier perro es peligroso si no ha sido correctamente socializado desde cachorro y educado.

    Entonces, ¿por qué sólo existen algunas razas de perros peligrosos según la sociedad civil y las leyes?

    Bueno, las razones son muchas. Entre las que podemos mencionar se encuentran: la popularidad de una raza, el tamaño y la fuerza, la resistencia al dolor, el sensacionalismo de los medios, la irresponsabilidad de algunos propietarios y la ignorancia general sobre el comportamiento de los perros.

    Caso hipotético de perro peligroso

    La popularidad de una raza canina no la convierte en una raza peligrosa. Sin embargo, es lógico suponer que existen más ejemplares de razas populares que de razas no populares.

    Cuando una raza de perros se pone de moda, mucha gente decide comprar un perro de esa raza solamente por la tendencia del momento. Al existir más perros de esa raza particular, también existen más mordidas causadas por perros de la misma raza.

    Por ejemplo, supón que existen 2000 pitbull en tu país, pero solamente diez pastores blancos suizos (una raza hermosa pero poco popular hoy en día).

    Si tres pitbull atacan a la gente en un año, eso significa que un 0,15% (¡menos del uno por ciento!) de la población de pitbulls estuvo involucrada en ataques.

    En cambio, si un pastor blanco suizo ataca a la gente en el mismo año, eso significa que el 10% de la población de esta raza atacó a la gente. ¡Este porcentaje sería 67 veces superior al de los pitbull!

    Resistencia al dolor

    Algunas razas de perros, como el pitbull y el rottweiler, presentan una gran resistencia al dolor. Como han sido creadas para desarrollar actividades que implican un gran desgaste físico y enfrentarse a condiciones difíciles, se ha buscado que sean resistentes al dolor.

    Un perro resistente al dolor no detendrá su ataque por unos cuantos golpes. Por eso, la resistencia al dolor es uno de los criterios que se usan para elaborar las listas de razas de perros peligrosos.

    Sin embargo, la resistencia al dolor es grande en perros de cualquier raza, incluso las que no han sido creadas para actividades bruscas.

    Este criterio de clasificación es erróneo porque el ataque de cualquier perro es dañino. No se debería perseguir la tenencia de perros que pueden ser calmados “a patadas”, sino la de perros que no sean agresivos.

    Por tanto, prohibir las razas que son resistentes al dolor no solucionaría el problema de las agresiones caninas. Simplemente lo camuflaría hasta que encontremos otras razas a las que podamos culpar de los ataques.

    Por otro lado, los perros más resistentes al dolor suelen ser mejores mascotas, cuando están bien socializados y educados, para hogares que tienen niños. Dado que los niños suelen hacer travesuras con sus mascotas, los perros resistentes al dolor pueden soportar mejor algunos maltratos no intencionales y reaccionan de forma más amigable.

    Publicado el julio 1, 2011 · Categoria: Noticias de perros; Etiquetas:
    5 Comentarios

5 Respuestas a “Perros peligrosos”

  1. Ante esta pregunta “¿existen las razas de perros peligrosas?” la mayoría de las personas, influenciadas por los medios de comunicación invariablemente, mencionan unas cuantas razas que han sido criminalizadas sin motivos, solo por que en el pasado tuvieron una utilidad determinada y ahora están pagando el pato sus tataranietos que no se parecen en absoluto a sus antecesores y son tan validos a la hora de convivir con nosotros como cualquier otro.

    NO EXISTEN RAZAS PELIGROSAS, existen individuos peligrosos independientemente de la raza a la que pertenezcan, además, en la mayoría de los casos estas conductas no deseadas son imputables más a sus dueños que a los perros en si mismos, ya que o no han querido o no han sabido darle una correcta educación y socialización. Tambien, muchas veces, con nuestro desconocimiento del comportamiento canino, somos nosotros los que llegamos a provocar una respuesta (que no ataque ni agresividad) de un perro.

    No existen enfermedades misteriosas ni extrañas que hagan que de repente un determinado perro (o una raza al completo) se vuelva loco y ataque a sus dueños. Cierto es, que alguna enfermedad (tumor cerebral, por ejemplo) puede causar el trastornos del comportamiento, pero que afecta a todos los perros que padezcan esa enfermedad, no a una raza en particular y cuando esto ocurre, en la inmensa mayoría de los casos, siempre dan avisos que nos hacen sospechar que algo raro esta pasando y que son una indicación de que deberemos visitar al Veterinario para que se encargue de tomar las soluciones o remedios que convengan a cada caso.

    Lo importante es trasmitir a los propietarios de perros los posibles riesgos que puede plantear la tenencia responsable de su animal, pero también es importante informar a quienes no tienen perros de la forma en la que han de proceder cuando entren en contacto directa o indirectamente con uno o más ejemplares. Estas acciones deben ser realizadas a través de los medios de comunicación, de los ayuntamientos y muy especialmente de los colegios y comunidades de vecinos, haciendo llegar a todos los sectores implicados (padres, hijos, educadores, criadores, propietarios y al publico en general) mensajes concisos y claros sobre lo que se debe y no se debe hacer. Estas medidas, tomadas con inteligencia y sin precipitación ya han dado sus frutos, en otros países, En los EEUU, donde hay mas de cincuenta y cinco millones de perros censados, apenas se produce un promedio de diez muertes anuales por ataques de perros.

    La solución a este supuesto problema, que nuestros políticos plantearon en el pasado, pasó por criminalizar una serie de razas e impedir que sus dueños libremente, disfruten de los perros que habían sido sus mejores amigos y compañeros y que, en la grandísima mayoría de los casos, jamás han representado ni representaran, ningún riesgo ni peligro para nadie. Pero esta solución ni ha evitado ni evitará otros accidentes; Solo ha servido para causar desazón, rechazo social, mucha antipatía hacia los dueños de determinados perros de guarda, agravado por el conglomerado de leyes autonómicas (incluso reglamentos municipales) que a su libre albedrio, sin ningún rigor científico y de manera ilegal (ya que no poseen las competencias en seguridad publica y la Ley, solo les faculta para desarrollar la Nacional, no modificarla), se han lanzado a una competición absurda de quien es el tiene la lista mas larga de razas de perros supuestamente peligrosas, menos mal que el tribunal supremo va poniendo cotas a tales despropósitos, obligándoles a eliminar “los añadidos” haciéndoles respetar la Ley. Si se hubiesen molestado en mirar a su alrededor para así tomar ejemplo de las medidas que otros, han puesto en marcha con mejores resultados, aquí se pretendió inventar lo que ya esta inventado y hoy en día solo ha demostrado que no da resultado y que no vale para nada.

    En Estados Unidos, donde hay un perro por cada cuatro habitantes, las autoridades, el American Kennel Club y la Sociedad en general, analizaron en profundidad el tema durante años y llegaron a una serie de conclusiones que haríamos bien en tomar en consideración. Y así, decidieron que no se trata tanto de prohibir, redactar listas, considerar ciertas razas como más o menos peligrosas que otras, ni decir que un perro es más o menos agresivo en función de la raza a la que pertenece, por cuanto esa simplificación no lleva a ninguna parte. Basta con establecer unas pautas ecuánimes que identifiquen justamente a los sujetos que, por su comportamiento e historial (no por raza ni talla) manifiestan una peligrosidad especial. Y determinar claramente las diferencias entre una agresión propiamente dicha y un acto reflejo, propio de la conducta canina y de su comportamiento social.

    Además, y después de varios años de estudios e investigaciones, los norteamericanos (y otros muchos países) han convenido que era necesario establecer por ley la responsabilidad subsidiaria de TODOS los propietarios sobre TODOS los perros y, siempre que sea necesario, imponer penas al dueño cuando su animal de compañía cause daños, cualesquiera que estos sean, a terceros y –dependiendo siempre de la gravedad de estos y de las circunstancias especificas–, exigir su esterilización y su sacrificio cuando sea menester. Tan sencillo como esto. Y tan efectivo también, porque una vez que el dueño se sabe responsable hasta sus ultimas consecuencias de las acciones de su perro, es indudable que se volverá mas cauto y se preocupara de darle la educación correcta y tomará las precauciones necesarias para evitar verse envuelto en problemas. Así de simple.

    ¿No podríamos, por una vez, aprender de la experiencia de los demás?

    LO QUE HAY QUE HACER, CUANDO SE INTERACCIONA CON UN PERRO

    NO acercarse NUNCA a un perro desconocido.
    NO echar a correr NUNCA delante de un perro.
    NO gritar ni gesticular NUNCA ante un perro.
    NO dejar NUNCA que un niño de corta edad (hasta 12 años) juegue con un perro si no es en presencia de un adulto (padre o tutor) ni siquiera el perro de la familia.
    NO mantener NUNCA contacto visual directo con un perro desconocido.
    NO molestar NUNCA a un perro que duerme, que come o que esta con sus cachorros.
    NO acariciar NUNCA ni acercar la mano a un perro sin antes haberle permitido que le olfatee y examine tranquilamente; si el animal mostrara desconfianza o reculara,NO insistir en el intento.

    EN CASO DE MORDEDURA QUEDARSE TOTALMENTE QUIETO Y CALLADO, CON LOS OJOS BAJOS Y LOS BRAZOS CAÍDOS EN CASO DE QUE EL ANIMAL LE DERRIBE, ENROSCARSE (ACUCLILLADO O TUMBADO DE LADO) EN POSICIÓN FETAL, CON LA CARA OCULTA ENTRE LAS RODILLAS Y LOS BRAZOS ENTRECRUZADOS ALREDEDOR DE LA CABEZA, CUBRIENDO PERFECTAMENTE LAS OREJAS MANTENIENDOSE TOTALMENTE QUIETO Y CALLADO.

    TODO LO QUE HAY QUE TENER EN CUENTA A LA HORA DE ADQUIRIR Y EDUCAR UN PERRO

    Evaluar realmente las condiciones y estilo de vida de la familia, para determinar el tipo de perro (y raza) mas adecuado según las circunstancias.
    Evitar la adopción de ejemplares jóvenes o adultos con historiales de agresión.
    Valorar y analizar en profundidad la reacción de los mas pequeños de la casa con los perros de terceros; en el caso de que manifiesten temor o desconfianza posponer o abandonar la idea de la adquisición.
    Acudir a grupos de trabajo o escuelas de cachorros en caso de incorporar al primer perro a nuestra vida, nos ayudaran a entender y a interpretar correctamente sus reacciones y lenguaje.
    Durante el primer año de vida del animal, proveerle de la imprescindible socialización, educación y adiestramiento en obediencia.
    En el caso de que en cualquier momento el animal muestre cierta tendencia a la dominancia, buscar inmediatamente el consejo del experto para corregir ese comportamiento.
    En ningún caso jugar violentamente con el animal ni ofrecerle la más mínima oportunidad para pelearse con otros canes y corregir activamente cualquier desviación en este sentido.

  2. Si existen razas potencialmente peligrosas, su manejo requiere unas precauciones sencillas. Debo decir que tiene mayor responsabilidad en principio el que los vende.
    La ley, en este caso, esta hecha al reves… primero ten el perro y despues demuestra tu aptitud.
    Un saludo desde galicia…
    antonio,paseador canino
    (Seria de agradecer que firmaran los articulos que publican)

  3. Todos los perros son peligrosos si no se manejan adecuadamente.

  4. ysdgajcgehcxqwsdxasdghaseydfguyauhdgusgduaewgfyuygteydfgyqwtdeqawydtgqwtdgasudhw7eyhy vusca esto

  5. Antonio, el articulo escrito es de Federico Baudin, Castro-Castalia Bullmastiffs (como ves el nick es el mismo que el nombre y si mirases el perfil, verias quien soy http://www.castro-castalia.com ) NO EXISTEN RAZAS PELIGROSAS, tan solo individuos y como paseador canino, deberias saberlo.. el hecho de pertenecer a una raza no significa nada mas que eso, que eres de una raza y las precauciones deben ser las mismas que con cualquier perro.

Deja tu respuesta

Síguenos en…

Consejo para tu perro

Te puede interesar…

En Twitter...